+33 9 7240 07 26

CCLAM

Nouvelles

Et

Publications

RUEDO IBÉRICO II

November 13, 2017

 OTRO ANÁLISIS HISPANO-CATALÁN

 

He leido un interesantísimo trabajo realizado por Eloïsa del Pino Matute en el cual se analiza el actual conflicto catalán con métodos más científicos de los que estamos habituados a observar en los análisis de la situación política española.

 

Comenta la autora que la mayor parte de los analistas políticos aceptan la premisa según la cual, los catalanes comenzaron a vivir la política española del gobierno central en Cataluña como una frustración que se hizo patente a partir de 2010, sobre todo, con la sentencia del Tribunal Constitucional sobre el Estatut, frustración no corregida que nos ha conducido a la ruptura política y social actual. Ahora bien, continúa la autora, pocas veces se ha analizado en paralelo lo que, en las mismas fechas, sintieron los otros ciudadanos del resto de España y como reaccionaron ante los mismos hechos o situaciones, pues la comparación de comportamientos entre catalanes, gallegos, vascos, extremeños, andaluces, madrileños o valencianos, permitiría esclarecer si la sentencia del Estatut tuvo tanta importancia como se dijo o, si por el contrario, otros factores menos políticos se encuentran, con igual o superior peso, detrás del conflicto catalán y de la desafección de los  ciudadanos de las otras CCAA por el Estado de las Autonomías nacido en 1978.

 

En el marco de esta nueva perspectiva, la autora observa que entre 1996 y 2005, 77% de los catalanes creía que la creación y el desarrollo de las CCAA era algo positivo para España y para Cataluña. No obstante, este porcentaje, entre 2005 y 2010 y a partir de 2010 sufre una caída importante, llegando en 2012 a perder 35 puntos porcentuales. Para muchos analistas, estaba claro que la sentencia del Constitucional sobre el Estatut era la causa de esta caída, sin embargo, la validez de esta explicación desaparece cuando comparamos los resultados estadísticos catalanes con los de las otras CCAA, pues lo que pasa en el resto de España es casi idéntico  a los resultados obtenidos en Cataluña. Parece pues que las causas de esta desafección tienen un importante componente de crisis económica y otra parte de luchas políticas internas, asociadas en numerosos casos a escándalos de corrupción. 

 

En otras estadísticas comparadas se observa que en Cataluña, el porcentaje de quienes creían que la gestión autonómica de los servicios era mejor que la de la Administración Central cayó 7 puntos, más que la media nacional (y el porcentaje de quienes percibían que funcionaban igual o peor que los gestionados por el gobierno central aumentó 6, más que la media nacional). No obstante a partir de 2012, se produce una desviación hacia el independentismo, asociada a la crisis económica y a la mala  imagen del partido gobernante, que crea las condiciones de la crisis actual. ¿Existen otros factores no tenidos en cuenta?

 

Intentando respetar las bases del análisis de Eloïsa del Pino, me he permitido introducir otras variables que creo pueden, aportar un poco más de luz a esos períodos:

 

1/ El efecto Zapatero (2004/2008/2011): Algunas de cuyas decisiones dejaron a España desprotegida en la crisis financiera europea iniciada en 2007-2008.

 

Esta desprotección se produjo en gran parte por el abandono - decidido por Zapatero- de las prerrogativas que el Tratado de Niza, duramente negociado por Aznar, nos daba. ¿Qué nos daba? el derecho de veto en las decisiones clave de la UE. Derecho que al no poder seguir siendo utilizado, nos hizo perder la capacidad de defender numerosos sectores que afectaron seriamente algunas regiones (pérdida de caladeros de pesca que España tenía en Noruega, Gran Sol y Marruecos, por ejemplo), pérdida de subvenciones cuya desaparición no pudimos vetar, descalificación de zonas con derecho a subvención,  pérdida de ayudas a la reconversión y al mantenimiento de precios del FEOGA GARANTIA a los productos agrícolas, etc. También nos impidió negociar adecuadamente la nueva normativa financiera (Basilea III &IV) e impedir la desaparición de las Cajas de Ahorro, que eran importantes instrumentos de regulación interna y regional del crédito, afectando fuertemente a las CCAA, pues el dinero normalmente reinvertido en sus regiones por las Cajas, al desaparecer éstas, se transbasó al sector bancario, el cual, buscando mejores rendimientos, abandonó las inversiones locales por productos más complejos distribuidos en todo el globo. Pero no fue todo, Zapatero también abandonó unilateralmente, la posibilidad y el derecho a registrar modelos de utilidad y patentes en la UE en español, que hasta entonces se hacía sin necesidad de traducir los textos obligatoriamente al inglés o al francés. Esta medida, además de tener un impacto económico y de imagen nefasto, fue muy mal vista por toda la diáspora española en Hispanoamerica, que no dejó de transmitir su pesar a los representantes locales de cada CCAA española.

 

Como vemos, la crisis europea acentuada por las decisiones de Zapatero, aceleró la crisis en España entre 2005 y 2011, período en el cual los nacionalismos periféricos empiezan a acusar la impotencia del poder central, acusado a menudo de corrupción. La duración anormal de la crisis acabó desviando la frustración económica del ciudadano hacia la incompetencia y corrupción del poder central y empezó a desvincularse de éste en cuanto se empezaron a oír los cantos de sirena de los líderes de las formaciones políticas periféricas, sobre todo, a partir de la llegada del PP en 2011.

 

2/ Efecto Podemos:

 

No obstante la corrientes secesionistas solo se desencadenan de manera pronunciada a partir de 2014/2015 con la aparición de Podemos, cuyo fundamento es, al menos en un principio, limpiar la política de la corrupción. Para ello se designó un enemigo fácil : el poder central dominado por los dinosaurios supervivientes del antiguo régimen, ahora bien, para poder llevar a cabo su programa y asentar el nuevo poder a nivel nacional y rápidamente, consideraron necesario establecer asociaciones con  las fuerzas locales, hasta ahora mantenidas al margen del poder, las Mareas. Estas asociaciones tomaron al asalto múltiples ayuntamientos y dieron alas a los más recalcitrantes revanchismos, justificados, según ellos, por la necesidad de acabar definitivamente con la corrupción del poder central inspirada de las prácticas del viejo sistema franquista. 

 

3/ La educación de las nuevas generaciones que han llegado a la edad de votar

 

Al vehicular estas ideas entre una población joven recién llegada al voto y educada en el diferencialismo, se habían creado las condiciones políticas de la ruptura que acabamos de vivir en Cataluña, donde la crisis económica se ve como fruto de la opresión política del gobierno central "franquista" que además, impide la liberación económica y social de una Cataluña que teniendo los medios intelectuales y morales para liberarse, se siente oprimida y robada por el poder central, única explicación plausible de sus males. Sentimientos compartidos por la juventud de otras CCAA, que durante más de 30 años ha sido educada en el diferencialismo y que tiende a resquebrajar la estructura de solidaridad nacional que da cuerpo a un país, a una nación.

 

4/ ¿Es irreversible el proceso? 

 

El rápido éxito de podemos y sus peligrosas asociaciones son, hoy en día, la mecha de la bomba separatista. La subida de Ciudadanos y la caída de Podemos, afectado por el radicalismo de sus asociados y por no saber manifestar una política de Estado que lo consolida tanto en España como en la UE, se trasluce claramente en las últimas encuestas. Los resultados de éstas, son un índice importante que debiera llamar la atención de los grandes partidos tradicionales, así como de los nuevos que intentan marcar el espíritu de los ciudadanos, cansados de la ineficacia de las actuales luchas y la ausencia de altura política en las proposiciones de futuro del país. 

 

En fin, son ideas que creo debieran ser analizadas con datos concretos, y espero que alguien tenga el tiempo y los medios de profundizar en las circunstancias geo-políticas de estos fenómenos, la perspectiva adecuada para encontrar soluciones y la fuerza de carácter para defenderlas.  Repito, magnífico e inteligente artículo de Eloïsa que me ha permitido divagar con estas reflexiones.

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload